El Secreto de Amerinda

Influx

"No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido"
Beethoven_2
Ludwig Van BeEthoven (1770 - 1827)
Compositor y músico alemán

Prólogo

Amerinda, la querida compañera del Doctor Axel Siltobark, ha quedado atrapada en un espacio inter temporal cuando iba en busca de este. Su alma quedó vagando en el pasado, en una época medieval, oscura y dominada por la magia. Para poder rescatarla, deberemos dar con la reliquia que la mantiene cautiva, la Lágrima de Cristal. Sólo encontrando dicho objeto, seremos capaces de liberarla y traerla de vuelta al presente. ¡Rápido! ¡Amerinda nos necesita!

El equipo

Montse - the D Escapers

Terremoto de lógica y buen hacer. No le lleves la contraria

Time MAster

Administrar el tiempo es su especialidad

Valoración

Introducción - 7,5

Aunque es un estilo de introducción que nos recuerda a alguna que otra sala de Madrid, nos gustó pues está totalmente integrado con la temática y con la puesta en escena. En estos primeros minutos uno descubre el cometido de su misión, y entre curiosidad por lo que le rodeada, le entran ya muchas ganas de lanzarse a ese viaje temporal y comenzar a tope la misión.

Ambientación - 9,0

Indudablemente el punto que más destaca de toda la sala. Influx es una empresa jovencísima y que acaba de despegar en Madrid, pero sus salas ya se caracterizan por una cuidada ambientación, con multitud de detalles, que hacen que uno se transporte por un rato de época y de lugar. Habiendo jugado ambas salas, nosotros personalmente nos quedamos con la decoración de Amerinda, pues nos enamoró.

A pesar de tener pequeños detalles que se pueden pulir, encontramos unos decorados limpios, con suficientes elementos decorativos y profundidad en los acabados, con unas estancias muy distintas entre sí y que logran cautivar al jugador, sobre todo por lo bonitas que son. A nosotros (y a casi todo el mundo que la ha jugado) hay una que nos dejó maravillados. Los juegos de luces también están muy bien aprovechados, con sus respectivo colorido, haciendo más mágico todo el entorno en el que uno se encuentra.

Pruebas - 8,5

Otro de los puntos fuertes del juego. Nos encontramos con numerosos mecanismos, interactivos, muy dinámicos y muy bien hilados unos con otros, de manera que es muy intuitivo (aplicando la lógica) qué se debe hacer en cada momento del juego. Esto hace que la experiencia sea muy fluida, de tal manera que uno no deja de hacer cosas en ningún momento.

A las numerosos mecanismos se le suman varias pruebas de habilidad, creando un set muy divertido y bien integrado con la decoración, con el que todo el mundo disfrutará. Como única pega,  notamos cierta similitud entre algunos de los juegos de una sala y la otra (Siltobark: la magia de Oriente), cada uno adaptado a su temática eso sí, que aunque no es necesariamente negativo, para quien juegue ambas salas seguidas podría llegar a ser en algún momento un pelín repetitivo.

Game Máster - 7,5

Tiene un papel secundario en el juego, ya que el protagonismo se cede a las pruebas y a la ambientación. Nos gustó que su personaje está perfectamente integrado en el juego y en la historia, por lo que cuando toque recibir una pista, siempre será de una forma integrada y que no saque de la inmersión. Nosotros personalmente es algo que valoramos y nos gustó. Al acabar pudimos conocer a uno de los socios y colaboradores en el montaje del juego, de quien recibimos un trato muy amable y pudimos conocer bastantes curiosidades y detalles de la sala.

Final - 7,5

Está bien. Es un final con algún giro argumental inesperado y que nos obliga a meterle un poquito de caña esos últimos minutos. A nivel ambientación nos siguió encantando y a nivel jugabilidad, tiene una pequeña parte mental y una un poco más acusada de habilidad, haciendo de la salida algo fluido y dinámico. Quizás hay una prueba en concreto que limaríamos un poco, pues no termino de funcionarnos todo lo suave que debería.

Originalidad - 8,0

Las salas de Influx son bastante originales, tanto por sus temáticas como por la experiencia global de juego que ofrecen, en donde se vive una pequeña aventurilla de principio a fin.

Dificultad

Media. Es una sala que tiene bastante faena para dos personas pero que no es complicada mentalmente, y que si tenéis experiencia recomendaríamos ese número para ir. Si no, un número estupendo son también 3 personas. Debido a que es una sala bastante lineal no la recomendaríamos para grupos grandes (4-6 jugadores) y menos si tienen ya cierta experiencia.

¿Cómo nos fue?

Teníamos muchas ganas de ir a visitar las dos salas de los chicos de Influx, pues desde que abrieron todo el mundo hablaba de lo bonitas que son y de lo bien que estaban. Así que, aprovechando que estaba la señorita Montse por Madrid, nos dispusimos a hacernos ambas salas del tirón. Habíamos dejado a nuestro amigo Arnau en un tranquilito bosque pasando el rato 😂, por lo que a estas aventuras nos enfrentaríamos en un «mano a mano».

Ya desde el inicio, las salas cuentan con personalidad, consiguiendo una buena inmersión inicial. En menos y nada, nos acabábamos de transportar, soltando ya un primer “Wow”, pues la ambientación es tan bonita que dedicamos los segundos iniciales a analizarla de arriba abajo. Acto seguido nos pusimos manos a la obra, cada uno jugando un poco por separado, pues aunque el juego es lineal, hay faena para hacer en paralelo.

Durante todo el juego, la partida fue muy fluida, pues las pruebas están muy bien hiladas y todo encaja a la perfección. De hecho es que sólo nos hizo falta una pista puntual pues el resto del tiempo fuimos como la seda. Eso sí, para dos no es sencilla para los 60 minutos que proponen, por lo que nos tocó apretar, sobre todo a medida que se acercaba el final. Tras algunos momentos de asombro, de agilidad, saltos, ir y venir de un lado para otro, conseguimos llegar a un final con algún giro argumental que nos gustó, para terminar salvando a la joven Amerinda con apenas 3 minutitos de sobra. ¡Qué bonita aventura vivimos de la mano de Influx!

Conclusión

¡Cómo mola este viaje en el tiempo! Una sala de una empresa recién nacida en Madrid y que viene pisando fuerte. Con una bonita historia,  nos lleva directamente a una época medieval, llena de magia y belleza, en donde uno se ve sorprendido en más de una ocasión por los escenarios que lo rodean. Al mismo tiempo, encontramos unos juegos en los que predominan los mecanismos, integradísimos en la ambientación, que conforman un set variado, dinámico, bien hilado y muy divertido de resolver.

También encontramos una buena dosis de juegos de habilidad, que aunque alguno se puede pulir un poco, están chulos y son fluidos. Todo ello nos llevará por momentos mágicos, con un integrado papel del GM en la historia, que hacen que uno viva una preciosa aventura. Un final con unas pruebas muy chulas le pone la guinda a una muy buena experiencia. Sala muy recomendable en Madrid.

El secreto de Amerinda
Influx escape games
Introducción
Ambientación
Pruebas
PuntuaciónGame Máster
Final
Muy buenoOriginalidad
El secreto de Amerinda
Influx escape games
Introducción
Ambientación
Pruebas
PuntuaciónGame Máster
Final
Muy buenoOriginalidad

Fecha de la experiencia: 07/12/2020

Fecha de la experiencia: 07/12/2020

El secreto de Amerinda
Influx escape games
Introducción
Ambientación
Pruebas
Game Máster
Final
Originalidad
Puntuación:Muy bueno

Fecha de la experiencia: 07/12/2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres leer más reviews?